< VOLVER Noticias Noticias

Noticia

8 de octubre del 2020

Los Riesgos, Aportes y Desafíos del Teletrabajo: primer encuentros organizado por MIF y WDN

Este primer encuentro, de dos, se realizó a través de la plataforma digital Zoom siendo su cronograma:

1. Palabras de Bienvenida.

2. Presentación de los Expositores. 

3. Conversatorio.

4. Conclusiones.

5. Palabras de Cierre. 

María Elena Critto, de MIF, y Raquel Munt, de WDN, abrieron el evento con palabras de bienvenida.

María Elena indicó que las dos organizaciones son muy similares y que ambas están convencidas del rol que las mujeres tienen en nuestra sociedad. Remarcó que el encuentro debía darse dentro de un espacio de dialogo y de respeto y que el aporte de distintas disciplinas es enriquecedor para el logro de los objetivos.

Raquel, de acuerdo con las palabras expresadas por su antecesora, agregó que de ese espacio de diálogo y de calidad debía emerger la visión de todos los actores participantes dando inicio a la elaboración de un documento conjunto que represente las voces de muchas/os para que la ley de teletrabajo sea beneficiosa para todos y todas. Asimismo invitó a los participantes a que aporten la documentación que crean conveniente para incorporarla al documento.

A continuación la periodista Silvia Stang, quien coordinó las presentaciones, dio la palabra a la Senadora Nacional por la provincia de Santa Cruz María Belén Tapia

La senadora partió de dos principios fundamentales: el derecho al trabajo emanado de nuestra Constitución Nacional y su visión cristiana en lo que respecta al trabajo (Salmo 128:2-3). 

Inició su presentación haciendo referencia a que la Ley de Teletrabajo Nº 27 555 surgió en un momento muy particular que atraviesa no solo a la sociedad argentina sino al mundo en general. Hizo una diferencia entre el teletrabajo producto de la pandemia y aquel teletrabajo planificado que debe favorecer la integración y la inclusión, y remarcó que será competencia del Ministerio de Trabajo y de las asociaciones sindicales reglamentar la Ley. 

Mencionó como un aspecto positivo del teletrabajo incluir a personas con discapacidad y sostuvo que un punto importante es la necesidad de conciliar la vida familiar y el trabajo porque no pueden ser aspectos contrapuestos.

A continuación  se invitó a los panelistas a exponer sobre el tema de referencia, relacionado con la Ley Nº 27 555, recientemente aprobada por el Congreso Nacional. 

Tomás Rigo, representante de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas, mencionó que el objetivo de su asociación es “Promover los valores cristianos en la vida empresaria”. 

Al referirse a la Ley manifestó su disconformidad par la falta de diálogo con el sector empresarial, sosteniendo que no era necesario apurar la aprobación de la misma ya que recién entrará en vigencia 90 días después de la pandemia. Sostuvo que la Ley es muy rígida, que tiene algunos puntos no muy claros y que ha generado mucha incertidumbre en el sector empresario. 

Continuó el encuentro con la disertación de Verónica Funes, Ex Coordinadora de  Teletrabajo en el Ministerio de Trabajo de la Nación, que refirió que el teletrabajo no es algo nuevo en nuestro país, aunque el porcentaje que existe sea escaso. Remarcó que para expandirse exige una transformación cultural y social.

La reglamentación debe tener en cuenta el tipo de actividades: sincrónicas y no sincrónicas que se pueden realizar por teletrabajo. Manifiestó que para un logro efectivo del teletrabajo es necesario capacitar a empresarios y empleados, dando como ejemplo que no es lo mismo liderar en forma presencial que a la distancia. Debe partir de una planificación y sería una modalidad contractual nueva.

Lucas Fernández Aparicio, abogado, sindicalista durante varios años en UPCN y especialista en gremios y convenios colectivos, inició su alocución haciendo una diferencia entre teletrabajo y tele-urgencia (que nace producto de la pandemia). 

Sostuvo que no era necesario apurarse para dictar la Ley de teletrabajo y que considera que para el empresario el teletrabajo debe ser un beneficio porque es  quien lo tiene que implementar. Remarcó que la ley no se basa en la realidad y considera que la Argentina debe ir más allá y generar una nueva norma laboral dado que se siguen utilizando categorías laborales viejas que no tienen que ver con las actuales.  

Sandra Guagnino, representante de la Asociación de Mujeres Jueces y actual Fiscal de Cámara y Docente en Derecho Penal, dio inicio a su disertación con los resultados de una encuesta realizada entre abril y mayo del año 2020 sobre mujeres y teletrabajo. Participaron de la misma 35 organizaciones, se encuestaron 6366 mujeres de las 23 provincias y de CABA. 

Como resultado explica que un número importante de mujeres ya están trabajando con la modalidad de teletrabajo y que el 84% aprueban esta forma de trabajar. El 50% desean que la modalidad sea mixta, combinada con actividades presenciales. 

Las que iniciaron teletrabajo, durante la pandemia, no recibieron capacitación por la urgencia. Remarcó que, para la implementación de esta forma de trabajo, es necesario pactar sobre los recursos materiales (1 de cada 5 empleados públicos recibió elementos para trabajar desde su domicilio), tener un espacio físico adecuado en el hogar, uso exclusivo de los dispositivos, etc.

Como aspectos negativos del teletrabajo, mencionó dificultades de concentración, la aparición de hábitos más sedentarios, la imposibilidad de compartir horas de trabajo con los colegas, etc. 

Esteban Mancuso, coordinador de asuntos laborales en la Cámara Argentina de Comercio, remarcó que la Ley no fue desarrollada por especialistas en teletrabajo y que es una norma muy rígida; reclamó que para garantizar que haya teletrabajo debe haber un debate serio y profundo. Además, le parece una ley muy desigual, que no obliga a brindar teletrabajo y no asegura la creación de empleo.

Para concluir, manifestó que el mercado laboral tiene un problema histórico, que debe resolver. El teletrabajo podría favorecer a quienes viven lejos, ya que solo necesitarían una buena conexión a internet.

Mancuso: "El teletrabajo es el futuro, no debemos regular cuestiones del futuro tomando aspectos del pasado".

Marysol Rodríguez, empresaria (miembro de SINTEPLAST y UIA Joven), sostuvo que quienes redactaron la Ley no escucharon a todas las partes: "falto la productiva, que es quien genera el trabajo". Y remarcó que fueron invitados al final, cuando ya estaba todo consumado. 

Rodríguez: "El empleador no sólo busca su beneficio, también trata siempre de mejorar la situación de los empleados. Un empleado que trabaja con buenas condiciones rinde más y mejor".

Marysol indicó que la Argentina solo saldrá a través del trabajo, debemos revertir la situación de pobreza (40%) con herramientas reales y eficientes. La mesa de negociación debe ser redonda en donde se intente generar un espacio de diálogo entre empleadores viejos y jóvenes, sindicalistas y autoridades. "En donde mejoremos los convenios colectivos que son de la década del 70, porque no se pueden resolver los problemas de hoy con herramientas que quedaron obsoletas", dijo. 

Silvia Stang tomó la palabra y, luego de una síntesis de lo expuesto por los y las panelistas, invitó a la audiencia a realizar preguntas, que fueron respondidas por los panelistas.

Las conclusiones estuvieron a cargo de María Castiglioni, Directora de C&T Asesores Económicos, que retomó lo expresado por los disertantes, sosteniendo que "la Argentina se encuentra en una situación crítica con un desempleo mayor al 13%, y que esta gran caída del empleo es una situación muy preocupante".

El cierre del evento estuvo a cargo de María Elena Critto, Precidencia Mujeres Independientes Federales y de Raquel V Munt, Directora Ejecutiva de Women´s Democracy Network.

Munt manifestó el valor que tuvo el encuentro, la posibilidad del diálogo y de escucha; el respecto y la calidad de las ponencias que aportan al documento a elaborar entre todos una base sólida de conocimiento y la expertiz y sobre todo la vocación de llevar adelante al país.

Critto sostuvo que el encuentro fue un lujo gracias a lo aprendido, que fue muy enriquecedor trabajar todos juntos, y que debemos seguir adelante para que la ley traiga beneficios al país, y exhortó a que pongamos sobre nuestros hombros todo este bagaje para disminuir los riegos.